GO UP

Serenata Guayanesa

Serenata Guayanesa:
Cuatro décadas de idilio con la música nacional
Esta querida agrupación cumple este mes de agosto 40 años de vida artística,
conjugando cantares en una cruzada que los ha llevado a mostrar
en los más diversos escenarios del mundo, los valores permanentes
y las infinitas posibilidades de la música nacional, dando vida a temas que hoy son verdaderos clásicos del cancionero popular e infantil venezolano

Serenata Guayanesa es una de las grandes querencias de la familia venezolana. Durante su exitosa trayectoria -que este 13 de agosto alcanza las cuatro décadas-, esta agrupación nacida en los márgenes del río Orinoco, en la hermosa capital del estado Bolívar, ha sabido mantenerse presente y siempre vigente, en la memoria de un público que la ha ubicado en el sitial más elevado entre las agrupaciones del país.

Para celebrarlo, la agrupación prepara para el mes de noviembre una gran fiesta en el Aula Magna de la UCV con la participación de otros destacados artistas, entre quienes destacan Francisco Pacheco, el Pollo Brito, Julio Delgado y Ensamble Gurrufío, entre otros. Para este evento, sus integrantes espera se concrete la designación como Patrimonio Cultural de la Nación, nominación elevada por las instancias gubernamentales a mediados de los años noventa y aun pendiente.

En ese marco, la agrupación presentará oficialmente su nuevo disco, 40 años de amor y canto de Serenata Guayanesa, compuesto por 16 temas, entre los que destacan Dime lunita, de Mauricio Castro; Antigua receta de amor, de Ignacio Izcaray, y un variado repertorio que recoge diversos géneros musicales de la geografía venezolana.

Marcando el rumbo…
Como grupo, Serenata Guayanesa nace casi por azar en 1971, durante una fiesta en la casa del entonces gobernador del estado Bolívar, Manolo Garrido, quien entusiasmado por la calidad de la música interpretada por el grupo de jóvenes que informalmente amenizaron su fiesta, les propuso la realización de un disco de música guayanesa, propuesta que inmediatamente fue aceptada. El disco fue grabado entre los meses de junio y julio y presentando, con el nombre de Serenata Guayanesa, en agosto de ese mismo año, en el marco de la Feria de la Zapoara celebrada en Ciudad Bolívar.
El impacto de ese trabajo fue inmediato y de repercusión nacional. Un ejemplar de ese LP llegó a la «Cadena Venezolana de Televisión» -hoy VTV- y sus cuatro fundadores: Iván Pérez Rossi (barítono ligero y segundo cuatrista), César Pérez Rossi (barítono y percusionista), Hernán Gamboa (tenor y cuatrista) y Mauricio Castro (contratenor y percusionista); se presentaron en el popular programa de variedades del Pavo Ledezma. A la pregunta del presentador, sobre el nombre del grupo, uno de ellos contestó que era el mismo del LP ya que el grupo aun no tenía nombre.
Desde entonces sus integrantes han acercado al gran público a géneros y ritmos que representan la idiosincrasia venezolana y que ha le permitido obtener una amplia cosecha de éxitos que en la actualidad son referencia fundamental de nuestras raíces musicales, componiendo y recomponiendo sonidos, acordes y estrofas, para regalar al público una de las más auténticas expresiones de la variada geografía musical venezolana, interpretando golpe y estribillo, aires margariteños, joropo, guasa, sangueo, fulía, melodías andinas, calipsos, bambucos zulianos, tambor coriano, golpes larenses y más.

En 1982 Hernán Gamboa sale de la agrupación, incorporándose, en 1983, Miguel Ángel Bosch (tenor y primer cuatro), quien se une a Mauricio Castro y a los hermanos Iván y César Pérez Rossi, manteniéndose esta nueva conformación hasta la fecha.

La diversidad de su extenso repertorio musical incluye canciones inolvidables como Calipso del Callao, El Sapo, Viajera del Rio, Casta Paloma, ¿Dónde está san Nicolás?, Corre Caballito, Aguinaldo criollo, Señor Gabán, El Papagayo, entre tantísimas otras, se han convertido en clásicos en sus voces.

También es importante mencionar la impactante incursión de Serenata Guayanesa en el repertorio infantil, idea que surgió a raíz de una exposición realizada en 1977 por el Museo Nacional del Folklore “Juegos y Juguetes para niños”, a raíz de lo cual realizan un disco con temas como La pulga y el piojo, La botellita, A la una, “Este niño Don Simón, entre otros.

Ahora, al alcanzar 40 años, con innumerables viajes por el mundo -incluyendo una extensa gira por Portugal en el año 2010 y por Alemania, de la que acaban de retornar, así como presentaciones en catorce ciudades de Estados Unidos-, 36 discos grabados, sin contar veintidós ediciones especiales y nueve apariciones en producciones de otros artistas; el público venezolano se apresta a celebrar la obra de unos serenateros entrañables que han sabido traducir, en su canto, la esencia de la venezolanidad en una proyección infinita del país y sus ricas tradiciones musicales.